Recetas económicas para la cuesta de febrero

Te traemos 3 recetas económicas sencillas para afrontar los primeros meses del año con sabor y ahorro

Recetas económicas: Crema de cebolla

Esta crema es genial como plato principal y como entrante. Es recomendable acompañarla de pan o el queso que más te guste. Si quieres probarla, muy atento a su receta, ¡Seguro que te encanta!

Ingredientes:
-500 ml de caldo de pollo.
-200 ml de nata para cocinar.
-2 cucharadas de aceite de oliva.
-3 cebollas blancas grandes.
-20 g de mantequilla.
-Picatostes y perejil fresco para decorar.
-Pimienta negra recién molida.
-Sal.

Paso a paso:
Para empezar hay que cortar la cebolla en juliana, poniéndola luego en un cazo con aceite caliente. Pochamos la cebolla 45 minutos a fuego lento y vertemos el caldo. Luego hay que añadir la nata, cocinar a fuego suave y triturar la crema en la batidora. Se sirve caliente con picatostes. ¡Y a disfrutar! Rápida y fácil.

Patatas a lo pobre con pimientos

Las patatas a lo pobre es otra de las recetas económicas que te recomendamos para la cuesta de enero. Se puede tomar como entrante, plato principal o como guarnición. 

Ingredientes:
-Aceite.
-Sal.
-Pimienta.
-Cebollino.
-1 pimiento verde.
-1 pimiento rojo.
-4 patatas.
-1 cebolla.

Paso a paso:

Primero hay que limpiar los pimientos y pelar la cebolla, quitándole las semillas y los filamentos. También pelamos y cortamos las patatas en rodajas. Pon todo en una sartén, salpimienta y échale bastante aceite. Ahora tapamos y dejamos confitar unos 25 minutos a fuego lento, removiendo cada poco tiempo. Para finalizar, espolvoreamos las patatas con cebollino picado y ya estaría. ¡A comer!

También podemos añadir al plato huevos fritos  o chorizo frito, ¡riquísimo!

Garbanzos salteados con verduritas y panceta

Esta receta es ideal para aprovechar cualquier hortaliza «abandonada» en la nevera. Puedes saltear los garbanzos con col, pimientos, berenjena, puerros o setas para completar un plato sano, económico y delicioso para tu día a día. Si prefieres cuidar un poco más tu alimentación y decides prescindir de la panceta, puedes utilizar, como sustituto, daditos de jamón serrano, jamón york o huevo cocido.

Ingredientes:

  • 3 dientes de ajo.
  • 45 ml de tomate concentrado.
  • 1 cucharada de romero seco.
  • 400 g de garbanzos cocidos escurridos.
  • 150 g de pasta corta seca para sopa.
  • 600 ml de agua.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Chile en copos o cayena al gusto para servir.

Preparación:
Al principio debemos calentar aceite en una cazuela y cocinar los ajos pelados para que se doren sin llegar a quemarse. Luego añadimos la pasta de tomate con sal y romero, manteniendo la cocción a fuego lento y removiendo constantemente alrededor de un minuto. También aplastamos los ajos, removemos y echamos los garbanzos escurridos. Solo faltaría remover rascando el fondo de la cazuela y cubrir con agua, echando cantidad al gusto. Al llegar a ebullición, añadimos la pasta y removemos. ¡A comer!

 

Para despedirnos, te recomendamos leer este otro artículo sobre reaprovechamiento alimentario con ideas de recetas con sobras de otras comidas.

Últimas noticias

¡Compártelo en tu perfil!