Prepara tu piel para el verano

¡Cuidado con el sol!
Exponerse a estas temperaturas es un shock para nuestra piel y para nuestro cuerpo. Por eso, te ofrecemos cuatro pasos infalibles para minimizar los posibles daños de la piel ante la exposición del sol.

Si la primavera la sangre altera; el calor del verano lo que puede alterar ¡es nuestra piel!

Así que, ¡mucho cuidado! Exponerse al sol a estas temperaturas es un shock para nuestra piel y para nuestro cuerpo. Lo mejor, como todo en esta vida, es hacerlo despacio: exponernos poco a poco sin dejar de cuidar nuestra piel. 

Colaborando con esta causa, la Farmacia Lavapiés, la Farmacia Argumosa y la Farmacia de la Calle Valencia se unen para darte cuatro pasos infalibles para preparar tu piel para el verano, y así minimizar los posibles daños ante la exposición del sol.

Exponerse al sol a estas temperaturas es un shock para nuestra piel y para nuestro cuerpo. Lo mejor es hacerlo despacio: exponernos poco a poco sin dejar de cuidar nuestra piel.

1.Exfoliciación

Es el primer paso y posiblemente, uno de los más importantes: eliminar las pieles muertas dando paso a una piel luminosa para el verano.  La exfoliación favorece el bronceado, ya que aporta suavidad, elasticidad y  fortalece la dermis, haciéndola así más resistente al sol.  

Para una exfoliación más completa, os recomendamos hacerlo en cara y cuerpo. Para ello puedes usar inicialmente el exfoliante suave purificante de Eau Thermale Avène, con propiedades calmantes  y desensibilizantes, proporcionando a la piel una sensación de bienestar inmediato; y posteriormente, puedes refrescar la piel con el Eau Thermale Avène para aportar una doble hidratación a la misma.

2.Hidratación

Hidratar la piel es el segundo de los pasos a seguir. Cuando salgas de la ducha, casi por inercia, te recomendamos hacerlo; pero ¡ojo! No todas las cremas valen. Te vamos a proponer  la Loción hidratante ISDIN Hydration Ureadin HydroLotion, de ISDIN; una loción refrescante, que se adapta a cada tipo de piel, aliviando la tirantez de las pieles secas y aportando una hidratación prolongada y de absorción inmediata.

3. Protección

Este es el paso estrella, el más importante para proteger la piel. Deberíamos echarnos crema  a diario, pero la gran mayoría de personas nos “conformamos” con hacerlo los días que más pegue el sol, aunque si tomas consciencia de ello y empiezas a incluirlo como un hábito, tu piel se verá protegida diariamente contra los rayos UVA /UVB, especialmente en la cara, ya que es una piel mucho más sensible.

Para ello te recomendamos usar Avène Crema Solar Coloreada SPF50, que además de proteger, aporta un plus de color en el rostro. Para el cuerpo, recomendamos Polysianes Klorane Spray Solar Sublime SPF50. Ambas cremas ayudarán a potenciar las defensas de tu piel, evitando un envejecimiento prematuro y reduciendo la aparición de manchas y arrugas.

4. Alimentación

Siempre se ha dicho que una alimentación rica en frutas y verduras es lo mejor para un perfecto funcionamiento del organismo y la mente; y esto es del todo cierto. De hecho, hay muchas frutas y verduras que son una gran fuente de antioxidantes para el cuerpo, como la zanahoria, la calabaza y el albaricoque; o las verduras de hoja verde como las espinacas y el brócoli. También lo son el calabacín, los espárragos e incluso el melón. Todos ellos contribuyen a mejorar el aspecto de la piel y potencian el bronceado. Además, son los encargados de hacer frente a los radicales libres que generan agentes externos, como el sol, la contaminación o la propia alimentación.

Así que, disfruta del verano, ¡pero no te olvides de hidratar, proteger y alimentar bien tu piel!

Últimas noticias

¡Compártelo en tu perfil!
TOTAL
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0