Donde comer las mejores croquetas en Lavapiés

Tras mucho probar y patear Lavapiés os traemos un recopilatorio de los mejores bares y restaurantes donde poder deleitaros con este riquísimo manjar.

Hoy sábado 16 de enero se celebra el Día Internacional de la Croqueta, un plato ya convertido en todo un emblema de la gastronomía española y que con el paso de años hemos aprendido a valorar. 

La receta de la croqueta tiene origen en Francia (la palabra en castellano procede del francés croquette, derivado de croquant, que significa crujiente) pero es Madrid la que podría considerarse la capital de la croqueta, dada la amplísima oferta con la que cuenta.

Es raro entrar en un restaurante, ya sea en el centro de la ciudad o en cualquiera de sus, y no encontrarte en su carta con un plato de croquetas de jamón, de pollo o de cocido…

Tal es nuestra devoción por este plato que desde enLavapiés queremos abriros el apetito en este día tan especial, con una selección de los mejores restaurantes de croquetas de Lavapiés. ¡Una ruta para chuparte los dedos!

La Encomienda Vegana

Con el mejor sabor y la máxima calidad, entre sus platos más saludables y sin productos derivados de animales, la Encomienda Vegana nos propone unas croquetas veganas de pisto, incluidas en un plato de degustación junto a hummus de garbanzos, escabeche de yaca y funghis rellenos de ricota de anacardo y remolacha. ¡Un sitio para descubrir la comida vegana y dejarse sorprender!

La Oveja Negra, Taberna Vegana

En este ‘Vegan queer bar’ podemos encontrar tres tipos de croquetas veganas (sin ningún ingrediente de origen animal ni lácteos ni huevos). De calabaza y puerro; de espinacas y tomate seco y por último, pero no menos importante, de boletus y ajo. Son raciones de cinco unidades mezcladas o de cada sabor, eso ya lo decides tú. ¡Imposible no babear!

Distrito Vegano

En este local hogareño, puedes encontrar comida 100% vegana con productos frescos, de proximidad y artesanales de máxima calidad. Los croquetones de la abuela son un ejemplo de una cocina tradicional pero de lo más ecléctica; mientras que sus croquetas de cocido madrileño se realizan cada miércoles con el cocido del día.

Y otra especialidad que no te querrás perder son las croquetas de espinacas con champiñones portobello, cebolla caramelizada y pistachos, ¡no podemos esperar para repetir!

Bombardino Café

Situado en el número dos de la famosa Calle Salitre, está Bombardino Café. Su espectacular fachada de clásicos azulejos contrasta con un interior moderno y cuidado al detalle. Cuenta con una carta de tapas de lo más original en la que destacan sus variadas croquetas de espinacas, rabo de toro y jamón, en una perfecta fusión gastronómica italo-española.

Lacaña

Lacaña es un coqueto y colorido restaurante pegado al Museo Reina Sofía, en el que puedes deleitarte con una de sus especialidades: las croquetas de bechamel ligera con jamón ibérico y espinacas. ¡De lo más originales y ricas!

GatoGato

Gato Gato, un bar de tapas que propone una apetitosa actualización cocina tradicional con un punto moderno y divertido. Las croquetas de cocido o puchero son uno de sus platos estrella y un emblema castizo por excelencia.
Una auténtica delicia y sin duda unas de nuestras croquetas favoritas.

La Funda.mental

Este local de decoración elegante y rockera (de los Beatles a Zappa) es uno de los enclaves más destacados entre los bares de la calle Argumosa. Y cuenta con un plato de ocho deliciosas croquetas caseras de jamón o de boletus. Ya sea para picotear con una cerveza o para cenar, ¡es el sitio ideal!

Viva Chapata

Conscientes del cambio y de la evolución y tendencias gastronómicas, Viva Chapata se ha reinventado convirtiéndose en una taberna 100 % vegana en el barrio de Lavapiés. En esta nueva etapa, nos proponen en su carta unas croquetas veganas de boletus con una textura que ¡están de muerte!

Donde da la vuelta el viento

Donde da la vuelta el viento propone platos sencillos pero originales, preparados con mucho amor, y con una materia prima cuidadísima. Todo ello para ofrecer unos deliciosos platos de cocina tradicional y de lo más creativos. Nuestros favoritos como no podía ser de otra manera son las diferentes croquetas con las que cuentan en su carta, como sus croquetas de jamón, con “jamón de verdad” y una textura inmejorable; las croquetas de setas, con boletus, shiitake y champiñón… ¡suaves y cremosas!, o los croquetones de «pringá», unas croquetas hermosas, ricas y diferentes hechas con la carne del cocido.

También destacan los mejillones tigre, en los que la textura de la croqueta en la concha de un mejillón, con su toque picante, hacen de ella un mix mar y montaña de lo más sabroso.

Achuri

Ya sean croquetas de jamón, de setas o de cabrales, una capa crujiente las envuelve junto a una bechamel bien calentita (de esas que se derriten, no demasiado líquida pero tampoco espesa), y resulta imposible no hacerte la boca agua. No nos extraña que esta delicia tenga gran fama y hayan hecho de Achuri uno de los templos del tapeo y la gastronomía tradicional, en uno de los barrios más emblemáticos de la capital, Lavapiés.

Últimas noticias

¡Compártelo en tu perfil!
TOTAL
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0