¿Conocías esta Leyenda de la Calle del Ave María?

Te contamos de lo que trata esta misteriosa leyenda de la Calle del Ave María y su actual localización en el barrio de Lavapiés

Contexto y localización de la calle

La calle del Ave María, situada en el barrio de Embajadores, va en dirección norte-sur, desde la calle de la Magdalena hasta la plaza de Lavapiés.

Esta era conocida en su origen como la calle o camino el Barranco, nombrada Ave María en 1656. De esta se conserva documentación de construcciones particulares desde 1742. También entre 1936 y 1939 recibió el nombre de Luis Santa María.

Si eres habitante del barrio de Lavapiés seguramente hayas pasado por esta histórica calle, pero ¿alguna vez te has preguntado el por qué de su nombre? ¿Te has fijado en el dibujo de su placa? A continuación os hablaremos de la historia que se esconde tras esta zona del barrio.

La Leyenda de la Calle del Ave María

Se cuenta que en la zona de la Calle del Ave María, a principios del siglo XVII había numerosos burdeles, en los cuales era muy frecuente el escándalo, riñas y alteración del orden público. Debido a esto, el beato Simón de Rojas, quien ejercía en esta zona su labor benéfica, trató de hablar con las prostitutas para convencerlas de abandonar aquel lugar.

De Rojas no logró su cometido, por lo que habló con el rey de las molestias que causaba el prostíbulo para el resto de habitantes de la zona, por lo que se ordenó demolerlo de inmediato.

Lo llamativo llegó a continuación, cuando a la hora de demoler el lugar, los obreros encontraron emparedados y enterrados bajo los muros y en los pozos varios cadáveres de adultos y de niños. Al parecer, cuando el padre Rojas presenció los esqueletos exclamó: ¡Ave María!, lo cual dio desde ese mismo momento el nombre a esta calle.

Además, existe otra versión sobre el origen del nombre de esta calle: en ella se dice que residía un grupo de moriscos que tuvieron que abandonar España tras la expulsión decretada por Felipe III. Para cristianizar una zona que había estado ocupada por «supuestos enemigos de la fe», se designó a esta calle con el nombre de Ave María, del mismo modo que a una calle cercana se le puso el nombre de calle de la Fe y a otra el de la Esperanza.

 

Si te gustan las leyendas, te hablamos también sobre la de la Calle de la Cabeza aquí, ¡no te la pierdas!

Últimas noticias

¡Compártelo en tu perfil!