SLURVE – ACHURI

PENITAS

Argumosa 21
SLÜRVE
¡Vota por esta Obra!

Primero de todo me gustaría agradeceros la oportunidad de participar en este concurso, tanto a las organizadoras como patrocinadores y en especial al bar Achuri, probáblemente el bar más chulo de Lavapiés.

Mi nombre es Ignacio, soy un joven madrileño de 25 años y diseñador gráfico. Aunque desde hace un tiempo me escondo bajo el seudónimo de SLÜRVE, palabra que aprendí de un señor gallego que fue marino y que, cuando trabajé un verano en su taller, me repetía. Y quizás tenía razón, ya que su significado en castellano es “chapuza” o “descuidado”. Y ahora no sé si mi arte viene condicionado por el nombre.

Mi obra se basa en la ilustración, principalmente en línea negra, aunque también me gusta probar con color y con diferentes formatos y medios, siendo el textil uno de los que más me divierten. Mis dibujos se caracterizan por la mezcla surrealista de espacios, perspectivas y personajes.

La temática general suele inspirarse en la idea de creación de nuevos mundos. Cansado de la monotonía, opto por recoger pequeños detalles de diferentes lugares y juntarlos a modo de collage, creando así estos lugares surrealistas que guardan trozos de lo que soy o fui. A menudo me ayudo de mi móvil para tomar fotografías de estos espacios, animales o paisajes, para más adelante pasarlos al papel de una forma aparéntemente caótica, aunque respetando siempre una línea compositiva clara.

En cuanto a los personajes que uso, algo recurrente en mi obra es el situar animales en espacios humanos. También me gusta jugar con la forma humana, obviando en muchas ocasiones el género (como en el caso de esta obra) y otras mezclando elementos de ambos sexos en un mismo cuerpo.
Esta obra encapsula varias de mis grandes pasiones: la música, la comida, el concepto de hogar y el dibujo.

Para empezar, la música, mi principal fuente de inspiración y placer. Este aspecto se refleja en el pequeño texto que acompaña la ilustración, tomado de la introducción de la canción “Reinas del Matute” de Las Migas, donde “Chipi”, un icono de la bohemia andaluza, recita algunos versos, incluyendo este en particular.

La comida y el hogar son otros elementos fundamentales en esta ilustración. Están representados a través de un espacio acogedor pero abierto a la vez, con una mesa a medio preparar y una copa de vino. Además, se vislumbra una figura humana que parece dirigirse hacia esa mesa. Intento transmitir el momento en el que tus padres te llamaban a comer cuando eras niño, un tema que me interesa desde varios ángulos:

En primer lugar, desde la perspectiva del disfrute. Como gran aficionado a la comida y a la cocina, recordar esas llamadas y esos platos me transporta a un estado casi de éxtasis.

Por otro lado, desde una perspectiva de gratitud, ya que afortunadamente crecí en un entorno similar al mostrado en la ilustración, un “espacio seguro y abierto”. Esto me lleva a reflexionar sobre el gran privilegio que implica una escena tan sencilla.

En un contexto de creciente tensión, desigualdades y abusos, la combinación de este verso simple pero profundo con una escena cotidiana pero privilegiada crea una obra que oscila entre lo ingenuo y lo profundo. Invito a reflexionar sobre las desigualdades existentes, entre las cuales el hambre es una de las más graves en la actualidad.

El hecho de llevar a cabo esta obra en un lugar como el bar Achuri, un referente de compromiso y centro de reunión de artistas, activistas y amantes de la vida, confiere a la obra un significado final muy especial. El mensaje que transmite, en un establecimiento que aboga activamente por la lucha social da un broche de oro a esta propuesta.

Por último, decir que esta es una obra pensada para realizar en rotulador y quizas spry para rellenar espacios. Se trata de un ventanal, por lo que se intenta no tapar demasiada luz y visibilidad. Los colores respetan el diseño original, siendo el blanco y el negro los protagonistas.

¡Compártelo en tu perfil!